Residentes del Río: Flora del Río Gualeguay

El agua es dadora de vida y permite la existencia de la biodiversidad en nuestro planeta. En esta oportunidad, se comparten saberes de algunas de las especies vegetales nativas que habitan en cercanías del río Gualeguay.

Agua dadora de biodiversidad

Si bien puede ser un saber generalizado que las plantas permiten el desarrollo de la vida en el planeta (ya sea al brindar el oxígeno mediante la fotosíntesis, o al garantizar refugio y alimentos para el gran espectro de la biodiversidad), es probable que los conocimientos relacionados a la vegetación autóctona sean saberes pocos compartidos entre los habitantes de una región.

Entre Ríos alberga infinidad de comunidades biológicas que, al interaccionar entre ellas, dan equilibrio al entorno natural en el que habitan. No obstante, este escenario ideal atraviesa complicaciones ambientales producto de las altas temperaturas y estrés hídrico, que tienen su génesis en la crisis climática global.

Aun cuando el panorama es desalentador, y comprendiendo que no hay una única acción-solución que mitigue estas problemáticas socioambientales, se pueden pensar en acciones a escala local que se encuentren al alcance de un mayor número de personas. Uno de los primeros pasos a dar para alcanzar mejorías es conocer lo que habita en nuestras tierras, en nuestra provincia. Por todo esto, en esta publicación se comparten saberes de algunos de los «Residentes del río», especies que viven en vínculo con el agua (en mayor o en menor medida) y que integran un patrimonio biológico único. En esta oportunidad, se encontrarán algunas de las especies vegetales autóctonas que habitan en cercanías del río Gualeguay.

El río Gualeguay atraviesa el territorio entrerríano por el centro, bajando desde la Selva de Montiel, al norte, hasta el Delta del Paraná, por el sur. Su cuenca abarca un 27% de la superficie provincial y conjuga tres ecorregiones: Espinal, Pampa y Delta. Es un biocorredor natural por donde fluyen especies en ambos sentidos.

La flora de la ecorregión Pampeana, es caracterizada por el pastizal templado y los talares en barrancas, y la fauna se compone por mamíferos, reptiles y aves, que encuentran su refugio bajo tierra o entre los pastizales. Por otra parte, la flora de la ecorregión Delta e Islas del Paraná se encuentra representada por bosques y arbustales, sobre los albardones en las costas, pajonales y pastizales, en el interior de las islas, e hidrófilas y acuáticas, en lagunas y costas.

Entre Ríos tiene un río
que es su calle principal
hecha de escamas y trinos,
de monte y pajonal.
Cuando no hay soles, ni lunas,
lo alumbra la claridad
el espiritu entrerriano
a mi río Gualeguay«.
«Chamarrita al Gualeguay” del
compositor y cantor entrerriano Víctor Velázquez

Portulaca 

Fig. 1.- Portulaca. Fuente: Programa Provincial de Cultura del Agua.

Es una especie endémica del cono sur, se encuentra en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Crece en islas, prosperando en suelos arenosos y pedregosos con alta exposición solar. Tiene tallos carnosos y sus flores pueden ser de color rojo, salmón, blancas, entre otros. Se le atribuyen propiedades medicinales, siendo utilizada para depurar el cuerpo o para enfermedades urinarias, a su vez, funciona como diurética y calmante, así como antiinflamatorio para aliviar picaduras e hinchazones. Si se encuentran limpias, se pueden usar para saborizar comidas, aportan un sabor ácido y salado.

Fig. 2.- Palmera Caranday. Fuente: Instituto de Botánica Darwinion.

Caranday – (Trithrinax campestris (Burmeist.) Drude & Griseb.)

Palmera nativa de la provincia de Entre Ríos. Sus hojas al secarse, forman una «pollera» sobre la palmera que le da su identidad. La fibra extraída de las hojas y del tallo es empleada para elaboración de artesanías (sombreros, flores, muñecas,y veladores). Los frutos no se comen, pero de su fermentación se elabora una bebida alcohólica. En estos tiempos de sequías, la palmera caranday tiene la cualidad de resistir a los incendios forestales y rebrotar luego de este disturbio.

Fig. 3.- Fruto del laurel de río. Fuente: Programa Provincial de Cultura del Agua.

Laurel de río – (Nectandra angustifolia (Schrad.) Nees & Mart.)

Es un árbol endémico de Entre Ríos, crece en estas regiones. Su corteza es lisa y grisasea. Sus flores blanco-amarillentas aparecen en invierno y fructifica en primavera. Es melífera, atrae polinizadores nativos y es de uso forestal. Es utilizada en medicina popular como alexítera, es decir, se usan sus hojas para mejorar los efectos inflamatorios locales causados por las mordeduras de serpientes venenosas. Se puede encontrar cercanas a cursos de agua, en bordes de islas y ríos y en bosques inundables.

 

 

Fig. 4.- Fruto del timbó. Fuente: Google.

Timbó – (Enterolobium contortisiliquum (Vell.) Morong).

Árbol nativo, que se aprecia por ser ornamental y medicinal. Su madera, al ser liviana y resistente al agua gracias a su resina, lo utilizaban diversas comunidades originarias para elaborar canoas ahuecando su tronco. La corteza y los frutos contienen saponinas y sirven para lavar. Tambien es melífera. Crece en bosques ribereños y en islas.

A continuación dejamos a disposición la leyenda del pueblo guaraní sobre el timbó

El Timbó, leyenda guaraní

Reconocer-se

Para cuidar hay que amar, se dice, pero para amar necesitamos conocer. Es oportuno preguntarse: ¿Qué otras especies nativas podremos encontrar en la provincia? ¿Qué nuevos modos de vinculación pueden entablar los habitantes de una comunidad con la biodiversidad de su entorno?

Y ahora que conocemos mas ¿estamos dispuestos/as a defenderlas?

 

Fuente: Programa Provincial de Cultura del Agua: Entre Ríos Tierra de Agua

Entre Ríos Museo Antonio Serrano Ecourbano Cuidadores